Diferencias entre ser ciudadano americano y residente permanente en USA

REINA & BATES

Son muchas y muy importantes las diferencias en derechos y obligaciones que tienen los ciudadanos norteamericanos y los extranjeros que tienen la tarjeta verde o Green Card y por lo tanto son residentes permanentes en los Estados Unidos.

El hecho de ser residente permanente, otorga a ese extranjero una serie de privilegios como poder trabajar y vivir en todo el territorio norteamericano, adquirir posesiones, invertir, crear negocios, pero no tiene todos los derechos y beneficios que disfruta un ciudadano deBola contact los Estados Unidos de America.

El residente permanente no puede participar sobre todo en ciertos asuntos legales como por ejemplo no puede ser jurado en un juicio penal o civil , no puede trabajar en empleos expresamente limitados para ciudadanos americanos, como son los que se implican con la seguridad nacional.

Únicamente un ciudadano americano puede votar en las elecciones nacionales, los residentes permanentes legales no pueden votar, ni ningún extranjero con cualquier tipo de visa o permiso de trabajo. Tampoco puede ser representante elegido para representar a los ciudadanos americanos.

Tener pasaporte USA significa poder vivir fuera del territorio todo el tiempo que quiera. Frente a la ley las cosas son también diferentes, el residente permanente puede ser deportado a causa de delitos severos.

Por otro lado una vez se adquiere la nacionalidad americana, el nuevo ciudadano puede mantener la doble nacionalidad, los Estados Unidos no obligan a renunciar a su nacionalidad de origen, y siendo ya ciudadano puede pedir visas para familiares extranjeros.

Los hijos de ciudadanos americanos son norteamericanos no importando el lugar en el que nazcan.

La meta más lógica y normal es la Naturalización y convertirse en ciudadano, para ello el residente permanente pueden solicitar la ciudadanía después de 5 años con la titularidad de la green card, si están casados con un ciudadano americano puede hacerlo después de 3 años. Para este proceso que puede durar unos seis meses, se debe aplicar el formulario N-400 actualizado y perfectamente rellenado.

Debe ser mayor de 18 años y vivir en el estado en el que está solicitando la ciudadanía.

Ser ciudadano marca diferencias y añade beneficios y seguridad.

Hable hoy mismo con un abogado experto en inmigración que sea licenciado en derecho y certificado en los Estados Unidos de América por la Junta de Apelaciones de Inmigración del Departamento Federal de Justicia. Llámenos.

Consulte con un abogado, a ser posible bilingue, que hable su propio idioma o contrate un intérprete professional.

En todo lo que se refiere a Inmigración en los Estados Unidos, es preferible asesorarse con un profesional en leyes de Inmigración con los conocimientos y experiencia demostrada y perfectamente documentado.

Usted puede consultar en la State Bar of Texas y comprobar que los abogados con los que hable están absolutamente reconocidos.

Contar con un buen equipo de abogados con experiencia y conocimientos, es el comienzo de su carrera hacia el éxito en esta nación.

PIE BLOG SP

Este Post es informativo y no es una consultoría legal.